EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS

Allan Kardec

Volver al menú
535. Cuando logramos alguna felicidad, ¿debemos dar por ello gracias a nuestro espíritu protector?

«Dad las gracias a Dios sobre todo, sin cuyo permiso nada se realiza, y después a los espíritus buenos que han sido sus agentes».

-¿Qué sucedería si dejásemos de hacerlo?

«Lo que sucede a los ingratos».

-¿Personas hay, sin embargo, que ni oran, ni dan gracias y todo les va bien?

«Si; pero es preciso esperar el fin. Pagarán muy cara esa dicha pasajera que no merecen; porque mientras más hayan recibido más les será exigido».