EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS

Allan Kardec

Volver al menú
499. ¿El espíritu protector está constantemente con su protegido? ¿No hay circunstancias en que, sin abandonarle, le pierde de vista?

«Las hay en que la presencia del espíritu protector no es necesaria a su protegido».