EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS

Allan Kardec

Volver al menú
449. ¿La doble vista se desarrolla espontáneamente o a voluntad del que está de ella dotado?

«Lo más frecuente es que sea espontánea; pero a menudo también la voluntad toma mucha parte. Toma por ejemplo a ciertas gentes a quienes se llama pronosticadores de la buenaventura y algunos de los cuales tiene la facultad que nos ocupa, y verás que es la voluntad quien les ayuda a desarrollar la doble vista, y lo que tú llamas visión».