EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS

Allan Kardec

Volver al menú
405. A menudo se ven en sueños cosas que parecen presentimientos y que no se realizan, ¿de dónde procede esto?

«Pueden realizarse para el espíritu ya que no para el cuerpo, es decir, que el espíritu ve lo que desea, porque camina a su encuentro. Es preciso no olvidarse que, durante el sueño, el alma está más o menos bajo la influencia de la materia, y que por lo tanto nunca se emancipa completamente de las ideas terrestres. Resulta de aquí que las preocupaciones de durante el día pueden dar a lo que se ve, la apariencia de lo que se desea, o teme, lo que puede verdaderamente llamarse efecto de la imaginación. Cuando nos preocupa notablemente una idea, referimos a ella todo lo que vemos».