EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS

Allan Kardec

Volver al menú
479. ¿La oración es un medio eficaz de curar la obsesión?

«Para todo es un poderoso auxiliar la oración; pero sabed que no basta murmurar algunas palabras para lograr lo que se desea. Dios asiste a los que practican, y no a los que se limitan a pedir. Preciso es, pues, que el obsesado haga por su parte lo necesario para destruir la causa que en si mismo atrae a los espíritus malos».