EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS

Allan Kardec

Volver al menú
400. ¿El espíritu encarnado vive gustoso en su envoltura corporal?

«Pregúntale al prisionero si goza entre cadenas. El espíritu encarnado aspira sin cesar a la libertad, y mientras más grosera es la envoltura, más desea líbrarse de ella».