EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS

Allan Kardec

Volver al menú
-¿El espíritu de un niño puede, pues, estar más adelantado que el de su padre?

«Este es un caso muy frecuente, ¿por ventura no lo veis a menudo en la tierra?»