EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS

Allan Kardec

Volver al menú
-¿Son sensibles al afecto que aún les conservamos?


«Muy sensibles; pero olvidan a los que los olvidan».