EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS

Allan Kardec

Volver al menú
-Los que han inducido al infeliz a ese acto de desesperación, ¿sufrirán las consecuencias?

«¡Oh, desgraciados de ellos!, porque responderán de él como de un asesinato».