EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS

Allan Kardec

Volver al menú
-Parece resultar de este principio que el alma, después de abandonar el cuerpo, toma otro, es decir, que se reencama en un nuevo cuerpo. ¿Es así como debemos entenderlo?

« Evidentemente».