EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS

Allan Kardec

Volver al menú
-¿Cuál será la suerte venidera de las almas que animan esas razas?

«Como todas las otras llegarán a la perfección, pasando por otras existencias. Dios no deshereda a nadie».