EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS

Allan Kardec

Volver al menú
-Puesto que el hombre lleva en la conciencia la ley de Dios, ¿qué necesidad tenía de revelársela?

«La habiá olvidado y desconocido, y Dios quiso que le fuese recordada».